Escuela de Arquitectura
Universidad Católica del Norte

Historia de la Carrera de Arquitectura (1981-2009)

La Carrera de Arquitectura de la Universidad Católica del Norte se da inicio por decreto N°343/81 el 13 Julio de 1981, otorgando el grado de Licenciado en Arquitectura y el título de Arquitecto.

 

El 20 de Diciembre del año 1982, por decreto N°1006/82, se crea, de la anterior, la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica. Compuesto por los Departamentos de Ingeniería en Obras Civiles con sus carreras de Arquitectura y Construcción Civil. La carrera de Ingeniería Civil se adscribirá a la Facultad de Ingeniería.

 

El 24 de febrero de 1987, fecha en la cual mediante Decreto 76/87, se crea la Facultad de Arquitectura, Ingeniería Civil y Construcción. Constituida por los Departamentos de Arquitectura, Departamento de Ingeniería Civil y Departamento de Construcción. Por este hecho el Departamento y la Carrera de Arquitectura pierden su autonomía.

 

El 20 de julio de 1989 por decreto N° 786/89 la Facultad de Arquitectura, Ingeniería Civil y Construcción pasa a denominarse Facultad de Arquitectura, Construcción e Ingeniería Civil (FACIC). La Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica del Norte tiene su origen el documento “Proposición para una escuela de arquitectura en la Universidad del Norte”que fue entregado oficialmente a la Universidad el 10 de Noviembre de 1981.

 

En la formulación de dicho informe intervinieron los arquitectos: Gustavo Aguayo (UCH, Valparaíso), Carmen Luz Burr (UC, Santiago), Miguel Escorza (UCH, Valparaíso) Viviana Fernandez (U Bio-Bio/ CIDU) Alfonso Raposo (UCH, Santiago / U de Edimburgo), José Luís Santelices (UCH, Santiago / Rice University), Ángela Schweitzer (UCH / Gran Bretaña)y el estudiante egresado Miguel González (UCH, Valparaíso) quienes se reunieron a trabajar en Viña del Mar entre Septiembre y Noviembre de 1981 .

 

En esa oportunidad la Universidad invitó a participar en su discusión al especialista británico profesor Geoffrey Broadbent , quien viajó a Antofagasta e inauguró simbólicamente las actividades académicas de la Escuela con una Clase Magistral.

 

A fines de 1981, con el objetivo de evaluar y ampliar las consultas sobre el Plan de estudios de la nueva Escuela de Arquitectura, visitaron la escuela profesores del Massachusetts Institute of Technology (MIT) y de las escuelas de arquitectura británicas más importantes, entre ellos destacamos a William Porter (Fundación Agha Kahn), John Habraken y profesor Anderson (MIT), Christopher Jones (Londres) Cho Padamsee (Hull), John Farmer (Newcastle), Alvin Boyarsky (AA Londres) Allan Cunningham (Central Polytechnic Londres) y Juan Pablo Bonta.

 

Con este respaldo, la Carrera de Arquitectura inicia sus actividades en 1982, como la sexta Escuela de Arquitectura del país, en el seno de lo que conocemos como Universidades Tradicionales. En ese momento, año 1981, existían en Chile, cinco Escuelas de Arquitectura; dos en Santiago, dos en Valparaíso y una quinta en Concepción.

 

Participaron en la puesta en marcha de la Escuela durante 1982 los siguientes docentes: Eugenio Gutiérrez, Hernán Illanes, José Luís Santelices y Ángela Schweitzer (Arquitectos Profesores de Taller), Miguel Escorza y Viviana Fernández (Arquitectos Profesores Auxiliares de Taller), Maria Adriana Gebauer, Glenda Kapstein y Sergio Puebla (Arquitectos Profesores Adjunto-hora), Roberto Cresta y Rosa Veloso (Ayudantes Arquitectos), Laila Andrade y Carlos Richards (Ayudantes-alumnos), María Teresa Ahumada, Bente Bittmann, Adolfo Contador, Jorge Stavros (Historia de la Cultura), Renato Hasche (Patrimonio), Tito Pizarro (Psicología), Cora Moraga y Lautaro Nuñez (Antropología), Vladimir Misetic (Geografía), Raúl Zhigley y María Luz Zúñiga (Geometría), Luís Valdivia y Eduardo Camino (Matemáticas), Patricia Bennett, Sergio Peralta, Ángel Araya y Soledad Traversa (lenguaje) y Ricardo Zuleta (física).

 

Es así como la iniciativa de la Universidad Católica del Norte, de crear en Antofagasta una Escuela de Arquitectura para el Norte, pareció convincente en los medios universitarios y profesionales del país, desde su primera formulación, sin que esta aceptación implicara desconocer los riesgos que significaba su implementación dada la gran distancia de los centros culturales tradicionales, donde sería fácilmente posible contar con el apoyo de especialistas en los distintos campos.

 

Entonces, de forma paralela surge el compromiso de crear una instancia de trabajo estimulante, rica en intercambio docente, capaz de atraer a Antofagasta, a 1350 Km de Santiago a profesores del más alto nivel, garantizándoles oportunidades permanentes de perfeccionamiento. Con el mismo propósito se implementó desde un inicio la modalidad de “Profesores Visitantes”-
En ese contexto y en el interés de autoevaluación de los primeros seis semestres, en 1984 la escuela recibió significativos aportes de los Arquitectos profesores Hernán Riesco Grez, Ian Bertie y Jaime Matas de la Universidad de Chile, en el área de Taller de Arquitectura, Marcelo Trabucco Forn de la Universidad de Belgrano, en la línea de Teoría e Historia y José Miguel de
Prada Poole de la Universidad Complutense de Madrid, en la línea de Instrumentación y Tecnologías. Cuyas valiosas recomendaciones se incorporaron en el mejoramiento de los Planes de Estudios.

 

Desde lo apartado y desde sus inicios, la Escuela se mantiene conectada al mundo a través del encuentro con notables personas que generan una reflexión sobre nuestra realidad. “Desde lo local alcanzar lo Universal”. Señala el maestro Alberto Cruz.

 

Por ello, la lista de visitantes Arquitectos, pensadores, poetas, escultores y otros creadores, que han nutrido el quehacer cotidiano de la Escuela con su presencia, su palabra y el trabajo en común, le han seguido otros como Peter Smithson, Juan de Dios Vial, Isidro Suárez, Igor Saavedra, Ivor Samuels, Patricio Advis, Marina Waismann, Fernando Castillo Velasco, Félix Candela, Josep Parcerisa, Eladio Dieste, Manfred Max Neef, Mario Irarrázabal, Humberto Maturana, Raúl Zurita, Philipe Samyn,

 

Enfocada la Arquitectura como: un cuerpo de conocimientos capaz de dar respuesta creativa a necesidades humanas de habitabilidad, relación y significación en un medio físico cultural acotado históricamente , esta Escuela nació conocedora de la necesidad de potenciar el estudio de la riqueza del medio geográfico y la tradición histórica de asentamientos humanos del Desierto de Atacama, como fuente de estímulo de una realidad que requiere de respuestas contemporáneas inéditas. Conscientes que la juventud de la escuela es su principal capital y que este compromiso de contemporaneidad tiene que ser profundizado al punto de gestar a partir de allí su fisonomía propia.

 

En el año 1989 por decreto N° 786/89 la Facultad de Arquitectura pasa a constituirse en Departamento y formar parte de la Facultad integrada por las carreras de Arquitectura, Construcción e Ingeniería Civil.

 

Desde el momento de dicha unificación el Departamento de Arquitectura ha manifestado “la necesidad de autonomía institucional para participar en los niveles de decisión, en los estamentos superiores de la Casa de Estudios, y específicamente en el Consejo Superior” .

 

La pérdida de la autonomía de Arquitectura como Facultad de Arquitectura, fue una decisión política administrativa de la Autoridad Superior, sin ningún sustento docente y académico y ha sido preocupación constante para ésta unidad expresada de diferentes formas por sus académicos y estudiantes a las autoridades universitarias, asunto que está documentado en diversos escritos.

 

A fines del año académico 2004, el tema emerge vigorosamente, esta vez el fuego se levanta desde la contradicción entre los postulados disciplinares del Departamento de Arquitectura, que ha intentado en sus más de veinte años de trabajo, constituir un lugar de reflexión de la Universidad Católica del Norte para la problemática de habitar en plenitud estos territorios desérticos de nuestro país y la modalidad de la propia Universidad para generar su espacio físico.

 

Hoy en día, el contexto universitario nacional, altamente competitivo exige a esta Unidad situarse a la vanguardia, como referente en los temas que le son propios determinados por su realidad geográfica. Es por ello que actualmente, la escuela se encuentra desarrollando un ambicioso plan de crecimiento horizontal-vertical con el objetivo de recuperar su autonomía, satisfacer reales demandas académicas de la región no satisfechas, aprovechar el perfeccionamiento de sus académicos, potenciando las capacidades de la actual planta académica.

 

A mediados de mayo del 2009 se oficializa  según decreto n°47/2009 la separación del Departamento de Arquitectura de la Facultad de Arquitectura, Construcción e Ingeniería civil. Esta unidad académica pasará a depender administrativamente de la Vicerrectoria Académica.

Se crea a partir del 1 de enero del 2010, la Escuela de Arquitectura como unidad académica dependiente de la VRA.